c/ Migdia nº 31. 2-D. 08720 Vilafranca del Penedes
931 184 040 - 664 373 125
contacto@hipnosis-profesional.com

Cambiar los pensamientos negativos por positivos

S Img New

Cambiar los pensamientos negativos por positivos

¿Te ha pasado alguna vez que al escuchar tus pensamientos has descubierto que son negativos y desmotivadores? ¿Te has dicho alguna vez “no voy a saber”, “no voy a poder con esto”, “soy muy tont@” o cosas similares? ¿Te gustaría cambiar de una vez por todas esos pensamientos que te deprimen y te impiden ser feliz?

Los pensamientos negativos hacen que el cerebro segregue adrenalina, cortisol y algunas sustancias más que producen cierta adicción e influyen negativamente en tu sistema nervioso. Así es, los pensamientos negativos pueden ser más adictivos que el tabaco. Y lo peor es que si los enfocas en tí mism@ pueden llegar a autodestruirte. Así que vamos a ver cómo podemos cambiarlos, ¿quieres?

En primer lugar, para poder cambiar algo, necesitas ser consciente. Si no te escucharas nunca los pensamientos, no existe forma de cambiarlos porque ni siquiera sabrías que están ahí. Así que el primer paso para cambiar tus pensamientos es prestar atención. ¿Qué te dices más a menudo? ¿Qué es lo que te estás repitiendo una y otra vez en tu cabeza?

La Atención

Sólo prestando atención a nuestra mente, podremos descubrir qué tipo de pensamiento estamos teniendo. Nuestra mente está casi todo el día activa, hablando sin parar. Es como si tuvieras un “lorito” dentro de tu cabeza que lo mismo está tarareando una canción, haciendo la lista de la compra, justificando tus decisiones, evaluando opciones, creando espectativas o imaginando sueños futuros.

Si prestas atención, podrás comprobar que algunas veces el “lorito” te critica duramente diciéndote que no vas a poder, que no vas a saber, que todo lo haces mal… Y peor aún, a veces es tan agresivo que incluso te insulta, llamándote idiota, inútil y cosas aún peores. ¿Cómo te sentirías si te dicen algo así tus amigos? Nada bien, supongo. ¿Y acaso es mejor que te lo digas tú?

El diálogo que tienes dentro de tu cabeza puede servirte para muchas cosas, tanto para bien como para mal, y la mayoría de las veces ni siquiera sabes lo que te dices.

A partir de ahora, escúchate sin juzgarte y cuando tu lorito te diga cosas negativas, plantéate seriamente si es verdad A veces, sólo escuchandolo, desaparece.

La Decisión

Una vez que escuchas un pensamiento negativo tienes dos opciones:

La primera, es alimentar ese pensamiento y hacerlo más grande, más negativo, más doloroso… Sí, sí… por desgracia es mucho más habitual de lo que crees!!! Muchas veces nos recreamos en el dolor y el sufrimiento y la queja y en todo lo malo que nos pasa. ¿Cuántas veces no has podido dormir pensando en algún problema, dándole vueltas en tu cabeza sin buscar una solución?

La segunda opción, es querer cambiar tus pensamientos negativos por otros que en vez de perjudicarte, te ayuden, te motiven, y te aporten bienestar.

¿Que vas a hacer ahora? Porque el poder está en tus manos.

La Acción

Si ya has tomado la decisión de cambiar, puedes empezar a aplicar algunos hábitos que te ayudarán en el proceso. A continuación, voy a enumerarte algunos que son de mucha ayuda:

Es muy útil preguntarte cada día, antes de irte a dormir, ¿qué he aprendido de positivo de eso que no me ha salido como esperaba? Detrás de un problema siempre se esconde un aprendizaje. Si piensas en ello y lo descubres, habrás pasado al lado positivo. Enhorabuena!! Esto es un buen hábito para cambiar tu perspectiva a un punto más enriquecedor.

Si te ha gustado esta pregunta, prueba con esta otra: ¿qué puedo agradecerle a la vida? Porque estoy segura que tienes mil cosas por las que dar las gracias… por ejemplo: estar viv@, tener gente que te quiere, un lugar donde dormir, comida para alimentarte, ojos para ver.. y porqué no, una conexión a internet que te está permitiendo leer esto ahora mismo!!

La mente es un radar

Aquello donde tu mente se enfoca, se convierte en realidad. Si piensas que todo va a salir mal, probablemente salga mal. Pero si cambias el enfoque y empiezas a pensar en positivo, tu radar interno se enfocará en aquello que te beneficia y ante tí aparecerán oportunidades que antes con tu negatividad no podías ver.

Por ejemplo, si piensas que el cambio es difícil, probablemente te rindas a la primera, dándole así la razón a tu lorito, que dice que “es difícil cambiar”. Pero si piensas que existen herramientas que pueden facilitarte esta transformación, es posible que te llame la atención la Autohipnosis.

Con la Autohipnosis, podrás tú mismo ser el generador de tus pensamientos positivos, enfocarte en la persona en la que te quieres convertir, y elevar tu compromiso contigo mismo hasta alturas que jamás pensaste alcanzar.

Fuente: http://hipnosis360.com/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.